Tag-Archive for » maracame «

Curaciones Chamanicas

Curaciones Chamanicas
Don Panchito.

Cuando me invitaron a una reunión para conocer a Don Panchito no sabia que esperar, me habían dicho que un Marakame, es un chamán Huichol muy importante y que realizaría una ceremonia de curación, por esto la expectativa crecía a pasos agigantados.

Fui el primero en llegar a la casa de mi amigo, y después de saludar me senté en una silla de plástico, eran diez sillas colocadas en semicirculo a propósito, con el objetivo de concentrar la atención de los participantes en una silla central, que posteriormente sería ocupada por el Marakame.

Don Panchito se apreciaba con una edad indefinida, pareciera que contaba 50 pero nos informó que realmente tenia 72, de mirada profunda y ademanes enérgicos, captó nuestra atención desde el principio, su cara era surcada por profundas arrugas, de gente que está acostumbrada a vivir en la intemperie, de tez morena y rasgos fuertes, se movía con una fuerza que impresionaba a todo mundo por su dominio de la energía que desplegaba.

Poco a poco fueron llegando más invitados y las sillas se ocuparon con la más variada edad y personalidad, desde el profesor con doctorado quien intentaba dar explicación de todo lo que ocurría hasta el creyente más firme que sin cuestionar absolutamente nada aceptaba lo más absurdo.

Al llegar a la reunión me prometí estar abierto a cualquier experiencia sin cuestionamiento pero conservando lo que llamo la mente testigo y aprender de la ocasión tomando lo mejor de cada momento.

Don Panchito inicio la ceremonia encendiendo una fogata central y agradeciendo al abuelo fuego le ofrendó una porción de comida y de bebida para compartir con el y pedirle su ayuda para completar la ceremonia sin complicaciones, posteriormente hizo lo mismo a los cuatro puntos cardinales terminando nuevamente en el fuego estando listo para iniciar.

Posteriormente procedió a iniciar un canto rítmico y continuo, que poco a poco nos indujo un estado de relajamiento completo, pero misteriosamente todos nos encontrábamos atentos y completamente lucidos, incluso notaba que los colores eran mas intensos siendo consciente de los ruidos que poblaban la noche además de los cánticos, los olores de la madera quemada y del movimiento rítmico del abuelo fuego que parecía moverse al ritmo del Marakame, era como si todos mis sentidos se encontraban expandidos cubriendo completamente todos los estímulos provocados por la noche.

En cierto punto de la noche en el momento previo al amanecer Don Panchito detuvo su canto y tomando dos varas de alrededor de 15 centímetros terminados con dos plumas cada una nos indicó que nos tendiéramos en el piso para iniciar la curación, estas plumas se llamaban Muvieris y con esto nos curaría.

Con cada uno de los participantes pasó Los Muvieris en todo el cuerpo describiendo los posibles problemas existentes y para curar cualquier enfermedad procedía a ponerlos en su boca y chupar así la enfermedad, materializándolo como piedras o vidrio obscuro e inmediatamente lo desechaba arrojandolo lejos para alejar la enfermedad.

Se podría pensar que las piedras o los vidrios estaban en su boca antes de comenzar la ceremonia, pero hay que tener en cuenta de que toda la noche se la pasó cantando sin parar y la cantidad de piedras era excesiva, por lo que me dejó muy impresionado.

Al terminar la ceremonia de curación nos dijo que teníamos que cambiar nuestra forma de vida si queríamos seguir sanos porque nos preocupábamos mucho.

Yo por mi parte quedé tan impresionado que decidí aprender todo lo necesario para convertirme en un Marakame y así convertirme en una persona de conocimiento, pero eso no sería tan sencillo.

ACATL